El Método de Ricardo Estévez

Como profesional, la manera de tratar a los pacientes sigue un esquema probado y funcional ampliamente recomendado por organizaciones sanitaria de todo el mundo. Siguiendo los diferentes pasos no sólo sabremos el estado físico de partida a la hora de elaborar un plan nutricional sino también los gustos del paciente. Los pasos a seguir son los siguientes:

1. Valoración Inicial

A través de las historias clínica y dietética así como de registros de frecuencia de alimentos y comidas podré comprender de manera personalizada tu situación particular y actuar en consecuencia.

2. Concreción de objetivos

En este apartado nos plantearemos objetivos lógicos y razonables a partir de lo que tú desees conseguir y mi aportación personal acerca de la forma más saludable de alcanzarlo.

3. Antropometría

Un sencillo sistema de medidas corporales que abarca circunferencias, diámetros y pliegues cutáneos nos permitirá conocer tu estado físico y estimar tus gastos energéticos diarios. Además, podremos ver tu evolución a través del tiempo y funcionará como refuerzo positivo para seguir trabajando.

4. Plan nutricional

Por medio de una serie de combinaciones de alimentos y de una manera fácil podrás aprender a llevar una dieta variada, equilibrada en nutrientes y saludable, formando esto parte de una educación alimentaria intrínseca, pero siempre adaptada de la mejor manera posible a tus gustos o necesidades y horarios.

5. Seguimiento

Tendrás la oportunidad de acudir a revisión dos veces al mes (o si lo prefieres cuatro) reevaluando tu esatus corporal y modificando las pautas necesarias para que te encuentres cómodo.